Signo editores / Literatura a Mil

Amor y odio (José Alejandro López Carrasco)

Comparte este post

Nikolay nació en un pueblecito de Siberia, junto al rio Lena. Natalia lo adoptó cuando tenía apenas cuatro años; hacía tan solo dos que ya no vivían juntos. Una mala adolescencia acabó por llevarle hasta la periferia de la delincuencia.
Como cada mañana, Natalia condujo su vehículo para ir a la oficina. Un enorme grafiti dibujado en el primer puente le sorprendió. Pudo leer con nitidez una de las primeras frases que Nikolay aprendió siendo niño. Prosiguió inmersa en el tráfico. En el segundo puente reconoció otro grafiti y su respiración se agitó. Natalia ya no sabía qué pensar. Al divisar el tercer puente su corazón se aceleró aún más. Recordó que hasta tomar la salida del trabajo había cinco puentes. En el cuarto, una frase en ruso decía: “Devuélveme a las orillas del Lena”. De repente se dio cuenta de que el último puente no estaba rotulado. Sólo pudo divisar un grupo de personas mirando hacia abajo. Su corazón se paró. Llorando, se llevó la mano a la boca y la mordió con rabia.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies