Signo editores / Literatura a Mil

Amor no correspondido (Stradivarius)

Comparte este post

Desde que tengo turno de noche apenas coincidimos en casa. Yo creo que a ella le es indiferente, ya antes de que me cambiasen el turno nuestro distanciamiento había comenzado a ser algo notorio. Si yo entraba en la cocina ella se iba al salón, si yo me sentaba en el salón a ver televisión ya no venia a acurrucarse en mi regazo ronroneando mimosa. Ahora antes de irme a trabajar me limito a dejarle su cuenco de leche y cambiarle la arena. Creo que yo aún la sigo queriendo.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies