Signo editores / Literatura a Mil

Altos ejecutivos (Miguel Alayrach Martínez)

Comparte este post

—Siéntese. La persona que dirige la corporación le atenderá en breve.
—Gracias. Perdone, ¿cómo se llama su superior?
—Puede llamarle Jose.
Sin tiempo a comentar nada más, la secretaria se aleja por el pasillo con aire indiferente. No puedo evitar fijarme en el sujetador que se transparenta, levemente, bajo la camisa blanca. Y en el movimiento acompasado de sus nalgas.
—Seguro que se la «tira». Es fácil imaginar cómo «trabajan» estos altos ejecutivos… —murmuro irónico mientras me ajusto la corbata.
En el preciso instante que saco el currículum del portafolio, se abre la puerta del despacho principal y una mano rotunda aparece frente a mi rostro avergonzado.
—Buenas tardes, mi nombre es Josefina Alcázar, pero puede llamarme Jose.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies