Signo editores / Literatura a Mil

Ni un adiós (Roser Amat Ochoa)

Ni un adiós (Roser Amat Ochoa) Comparte este post

Así es como la veo marchar. No dice nada, tampoco hace falta, sus ojos hablan alto y claro, el portazo es ese adiós que uno no quiere reconocer, ese punto y final a la historia de una vida. La veo partir, llorando en silencio lágrimas secas, conteniendo dentro del pecho una pena que no voy a dejar escapar, a mi alrededor un vacío que se llena poco a poco de ausencia. Un pelo largo sobre el cojín, la taza de café aún manchada de carmín, el olor de su cuerpo envolviéndolo todo, el sonido de su risa grabado a fuego entre esas paredes. Podría seguirla, suplicarle que volviera, jurarle que jamás nadie la amará como yo, prometerle que todo será como antes, podría correr tras su estela y hacerle leer en mis ojos lo necesitado que estoy de ella, pero en vez de eso, camino tres pasos hacia la ventana y desde ahí, lo último que veo, es a ella desaparecer por la esquina; dejándome así huérfano de todo, hasta de la necesidad de vivir. Y tan siquiera el recuerdo de su voz al decirme «adiós».

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies