Actualidad

Rosa Regás: “Música de Cámara es una larga y prolongada historia de amor”

Comparte este post

La escritora Rosa Regás comparte con Hablando con letras su recién estrenada obra Música de cámara. Además, profundiza en la situación por la que está pasando el país.

Recientemente ha presentado su nueva novela Música de cámara, ¿a qué se debe este título?
Música de cámara se refiere a la estructura literaria de la novela, es decir, a las voces que cuentan la historia y que a medida que hablan hacen avanzar la narración, como la voz de los instrumentos en un concierto de música de cámara hacen avanzar el tema de la obra musical.

En algunas de sus publicaciones la situación social toma un gran protagonismo. En esta publicación se centra en la postguerra, el exilio, la división de clases, el sometimiento de la mujer… ¿Qué va a encontrar el lector al paso de cada página?
Todo lo que usted menciona no es más que lo que encuentra el lector en cada historia que se le cuenta, es decir en cada historia que lee: en las novelas históricas, por ejemplo, pero igualmente en la novela negra, en las novelas intimistas, en todas, porque en cualquier novela es imprescindible conocer el escenario donde transcurre la historia.

¿Por qué los lectores deben leer esta obra?
No tengo ni idea. Cada cual elije lo que quiere leer, lo que le tienta sea por lo que conoce del libro o por lo que ha oído hablar de él. O por lo que cree necesario conocer que se encuentra en él. El mundo es ancho como lo es el público y habrá a quien le interese esta historia y a quien menos. Incluso habrá quien ni siquiera haya oído hablar de ella. Leer es o al menos ha de ser un proceso en libertad, como todas las actividades humanas.

Para una escritora tan consolidada y de prestigio como usted, supongo que cada nueva novela será todo un reto, ya que la anterior ha puesto el listón alto…
En los procesos creativos cada nueva creación supone un reto, de lo contrario el creador deja de serlo porque no hace más que copiarse a sí mismo.

Nos puede resumir brevemente qué vamos a encontrar en Música de cámara.
Creo que lo que va a encontrar o al menos es lo que yo he pretendido analizar es hasta qué punto la educación en valores contrarios y contradictorios puede dificultar el desarrollo de una historia de amor. Hasta qué punto estos mismos valores en uno de los amantes puede influir en el otro. Y hasta qué punto las dificultades inherentes a todos los procesos de unión de dos personas, sexo, convivencia, distintas clases sociales o caracteres, es importante en toda historia de amor. Porque la novela es una larga y prolongada historia de amor.

Cambiando de tercio, su ensayo Contra la tiranía del dinero está de plena actualidad. A través de la fuerza que transmiten sus palabras critica la esclavitud a la que la sociedad se ve sometida, preocupada de manera excesiva por el dinero…
Así es, lo que ocurre es que la sociedad es víctima de los poderes económicos, financieros o religiosos superiores que lo que intentan no es que la sociedad esté compuesta de ciudadanos sino únicamente de clientes, clientes económicos, clientes de una secta, clientes de una ideología, es decir hombres y mujeres no libres sino esclavos, en este caso del dinero que es lo único que saciará al ciudadano de su hambre de consumo.

Usted denuncia abiertamente la situación actual en la que se encuentra la sociedad española, con una tasa de paro muy alta, y aboga por romper con la dictadura de los bancos y de los poderes públicos…
Lo que digo es que la situación en la que nos encontramos se debe a que hemos aceptado –nuestro gobierno- convertir la deuda de los bancos, es decir la privada, en deuda pública tal como nos sugiere o nos obliga a ello la señora Merkel que vela porque sus bancos alemanes cobren el dinero que les deben los nuestros. Es así como el gobierno para devolver la deuda pública ha de hacer recortes en los servicios públicos. Aceptar esta condición alemana es no tener ni conciencia ni pensar en el pueblo que sufre los delitos cometidos por los bancos. Esto es lo que digo y lo que mantengo.

También critica que España sea un país donde no se castiga ni a los ricos ni a los poderosos; donde los ricos no van a la cárcel y, lo que es peor aún, los corruptos no devuelven el dinero, que es en definitiva lo que exigimos los ciudadanos.
Y ¿no es lo que ocurre? ¿No es así como lo vemos todos, incluidos los culpables de esta situación? Lo que falta por ver es hasta dónde podrá soportar el pueblo un estado de miseria galopante como éste al que avanzamos día a día, y hasta donde aguantará el capitalismo su deterioro profundamente moral. Tardará años, tal vez siglos, pero caerá. Lo que pasa es que a los capitalistas de hoy no les mueve la ideología sino la codicia, de ahí que no les importe lo que ocurre ni a las víctimas ni lo que le ocurrirá al capitalismo en un tiempo que ellos no verán.

¿Ha participado en alguna manifestación ciudadana?
En muchísimas.

¿Tiene en mente realizar otro ensayo sobre la situación en la que se encuentra nuestro país?
Nunca sé lo que haré en el futuro. No tengo más realidad que el presente y haciéndolo avanzar no hago más que moverme siempre en el presente. El futuro es un lugar que se han inventado los bancos, los religiosos y ciertos políticos cuando dicen que piensan en nuestro futuro, cuando lo que quieren decir es que han olvidado nuestro presente.

Música de Cámara

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: