Novedades

Remedios caseros para combatir los males del verano

Comparte este post

La colección Medicina natural, de Signo editores, nos acerca remedios caseros para erradicar trastornos comunes

Cabellos secos, dolores de cabeza, inflamaciones… Estos son algunos de los trastornos más frecuentes que suelen aparecer en épocas veraniegas fastidiando las vacaciones. Pero, para todo mal hay un remedio y si es casero, mejor que mejor. Así que en este post os propongo algunos consejos sencillos y de fácil preparación.

Aceite de tomillo para cabellos secos. Dos gotas de aceite esencial de tomillo; 1 yema de huevo; 1 cucharada sopera de aceite de almendras dulces; 1 cucharada sopera de lanolina y 1 cucharada sopera de glicerina. El aceite de almendras se puede sustituir por aceite de aguacate, de soja, etc,, y también la esencia se puede cambiar por otra, por ejemplo, por manzanilla (aclara el cabello). Se ponen al baño María todos los ingredientes grasos salvo  el aceite esencial y cuando estén calientes se retiran del fuego, se añade la yema de huevo y el extracto de tomillo y se bate con cuidado hasta homogeneizar la mezcla. Para el tratamiento se extiende el aceite por toda la cabeza mientras se dan fricciones y después se deja actuar durante alrededor de un cuarto de hora. Después se lava la cabeza con un champú suave y se aclara con agua abundante. Es un remedio muy útil para los cabellos muy secos y quebradizos.

Vinagre para calmar la piel. El vinagre es un buen calmante para una piel irritada y reduce la fatiga muscular. Una manera de aplicarlo es añadiendo vinagre aromatizado con hierbas al agua del baño.

Crema contra granos y furúnculos. ¡Cómo molestan los granos! Pues para eliminarlos también tenemos un remedio: se mezclan en un poco de agua hirviendo varias simientes de lino molidas. Se extiende la pasta formada sobre una gasa y se coloca caliente, aunque sin que llegue a quemar, sobre la zona afectada.

Crema contra inflamaciones. Se emplean diversos productos tales como patata cruda rallada, higos frescos, miga de pan con leche caliente y hojas de col. Se machaca el producto con algo de leche caliente, se envuelve en gasa y se coloca sobre la zona afectada.

Cataplasma contra resfriados. Se prepara una pasta con ajos machacados en aceite de oliva caliente, se envuelve en una gasa y se coloca en las plantas de los pies, dejándolo durante toda la noche.

Dulces sueños. Se mezclan media cucharadita de manzanilla, media de melisa y media de tila y se prepara una infusión en una taza grande de agua, de unos 200 milímetros. Tomando una taza antes de acostarse sirve para combatir el insomnio.

Remedio contra la artritis. Una cucharada de postre de miel; 1 cucharada de postre de vinagre de manzana y un vaso de agua. Se calienta el agua y mientras lo va haciendo se ponen la miel y el vinagre en un tazón. Cuando el agua esté a temperatura adecuada para no quemarse se bebe. Hay que tomar dos tazones al día.

Remedio para el dolor de cabeza. Se trata de un remedio muy antiguo. Se empapa un paño o una toalla con vinagre de malta y se coloca sobre la frente El aroma del vinagre, así como un entorno tranquilo y poca iluminación en la habitación, pueden ayudar a aliviar el dolor de cabeza.

Sin duda, algunos trastornos que surgen pueden calmarse a través de los remedios caseros, sin necesidad de acudir a los medicamentos. Y es que, la botica de la abuela sigue en plena actualidad. ¿Conocéis más remedios?

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: