Novedades

¿Qué animal dio nombre a Hispania?

Comparte este post

La colección Reino animal, de Signo editores, recoge numerosas curiosidades en torno al mundo animal

¿Quién dio nombre a España? El conejo. Sí, aunque la respuesta parece sorprendente es cierta. La explicación se encuentra en los primeros comerciantes fenicios que llegaron a las costas ibéricas y que al contemplar la gran cantidad existente de conejos, utilizaron la denominación Hispania (posteriormente España) que significa tierra de conejos, para denominar al país.

Pero además del nombre, el conejo es uno de los animales más comunes en la naturaleza mediterránea y también uno de los más importantes, pues es el pilar de varias de las relaciones tróficas. Muchos son los depredadores que dependen de ese pequeño lagomorfo, que no supera los 2,5 kg de peso, pero que, gracias a su gran capacidad reproductora, no para de crear fuentes de proteínas para los carnívoros.

Al igual que las liebres, los conejos pertenecen al orden de los Lagomorfos, que se caracterizan por presentar dos largos dientes incisivos superiores y justo por detrás otros dos más pequeños, pero que pueden considerarse verdaderos dientes pues se hallan completamente rodeados de esmalte. Además, son animales muy bien preparados para la carrera, que es zigzagueante para dificultar la persecución de los enemigos, quienes al cambiar constantemente de dirección en la persecución pierden velocidad.

Otra de las curiosidades de los conejos se encuentra en sus ojos, situados en posición lateral, que le permite tener un campo de visión de 360º cuando está erguido. Además, también llama la atención la cantidad de crías que puede llegar a tener la hembra; ya que puede dejar casi 30 descendientes en un solo año si las condiciones la favorecen. La gestación dura aproximadamente un mes.

Viven en colonias familiares que ocupan un determinado territorio y cuyos miembros siguen una rígida jerarquía. Se reconocen entre ellos por el olor, motivo por el que los conejos están continuamente olfateando el aire con un movimiento de nariz muy característico. La estructura básica de una colonia de conejos es la de harenes formados por un macho dominante y varias hembras con sus crías cuando las tienen. Varios de estos harenes constituyen la colonia, y la jerarquía se establece tanto dentro de un mismo núcleo familiar como entre diferentes grupos. El macho más fuerte ocupa el mejor territorio de la colonia, mientras que los de más bajo rango se suelen situar en las periferias. Cada uno de los territorios es marcado con las heces, que emiten un olor especial para cada uno de los individuos.

Los conejos, además de ser un excelente alimento, por las propiedades saludables de su carne, baja en calorías, también se ha convertido en un animal de compañía. Además, al igual que con otras especies de animales domésticos, se ha conseguido obtener multitud de razas distintas, desde el gran conejo de Flandes al precioso conejo de Angora, con su largo y terso pelaje, etc.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: