Novedades

Periferias: Viaje por las carreteras secundarias del ser humano

Comparte este post

Cuando un foco señala un objeto se producen sombras y puntos muertos en todos los espacios restantes de la estancia. De esta forma, la realidad queda encorsetada en un breve intervalo, dejando agazapadas en la penumbra al resto de posibilidades a las que no llega la luz con tanta fuerza.

El mundo funciona básicamente así, pero Ricardo Cavolo ha decidido centrar su mirada en todos esos rincones de los que no se habla. Los que incomodan.

Periferias (Lunwerg, 2017) pretende ser una enciclopedia ilustrada de los mundos asombrosos que pueblan los aledaños de este mundo. Y lo consigue.  A través de las fantásticas ilustraciones el autor explora las afueras humanas, animales, terrenales y artísticas.

«Yo no sé si soy de la periferia o no, pero sí quiero ser un embajador de ella. Quiero defenderla, cuidarla, honrarla y hacer que sea respetada. Y por ello me veo obligado a revelar todos esos mágicos secretos en este libro. He puesto el foco en algunas periferias y descubro su realidad, su magia. Entrad conmigo a las periferias y descubrid cómo funciona de verdad el mundo.» Con esta declaración de intenciones da inicio el libro.

Lo interesante de la obra es que Cavolo es precisamente eso, que no se limita a mostrar realidades tradicionalmente denostadas, sino que las eleva hacia una narrativa mágica que las hace atractivas y brillantes.

Por sus páginas transitan gitanos, transexuales indios, favelas, osos hormigueros y artistas incomprendidos a pesar de su genialidad. Por primera vez, además de la rabia asociada a ciertas realidades, uno siente la dignidad que merecen y también la magnitud de sus integrantes.

Su autor, uno de los ilustradores españoles con más proyección internacional, muestra que se siente cómodo recorriendo estas periferias. Algunas de las obras de Cavolo han pasado por Canadá, Reino Unido, Estados Unidos, Italia o México. Si tratamiento del color es verdaderamente inconfundible, así como los ojos que se multiplican en sus retratos.

Periferias no es un libro de cabecera, es una obra de estantería de esas que te gusta mostrar a la gente que viene a visitarte, que te gusta disfrutar de vez en cuando, que es hermosa en forma y fondo.

Ese es el valor que añade, mostrar la belleza de todos los rincones de este mundo que nos parecen peligrosos, feos, invisibles o incómodos.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: