Novedades

‘Parejas rotas, hijos heridos’

Comparte este post

Con el final de las vacaciones y el comienzo de la rutina no solo llega la cuesta de septiembre, sino también las parejas rotas. De hecho, el 75% de las separaciones se producen en esta fecha, según el director del Colegio de Psicólogos de Valladolid, Jaime Gutiérrez. Y, ante esta situación, ¿quiénes son los más perjudicados? Los hijos, que se encuentran en el ring de lucha sin que nadie les haya preguntado si querían participar.

Parejas rotas, hijos heridos es el nuevo libro que acaba de publicar la psicóloga y profesora de la Universidad Isabel I, Rosa María Boal. Una completa guía que ayuda a los padres separados a prevenir el estrés que puede provocar todo el proceso de divorcio en los menores y a crear un clima de bienestar para que la ruptura no se convierta en un trauma para los hijos.

En muchas ocasiones, la lucha por conseguir la custodia y las peleas constantes entre ambos miembros de la pareja deja en un segundo plano a los más pequeños. Sentirse abandonados por uno de los progenitores o someterse a un ambiente donde los comentarios negativos por ambas partes se convierten en algo habitual son factores que influyen en la estabilidad emocional de los menores, las cuales pueden derivar en secuelas emocionales irreversibles.

¿De qué manera se puede conseguir que el proceso de divorcio, que ya de por sí es traumático, afecte lo menos posible a los hijos? La primera regla que aparece en Parejas rotas, hijos heridos, consiste en conocer y centrar la atención en aspectos básicos como las necesidades elementales, tanto físicas como mentales y sociales, y los derechos del menor.

Rosa María Boal incluye en su obra numerosos consejos prácticos para conseguir que los niños puedan asumir la separación de los padres con naturalidad y se sientan seguros en un entorno familiar nuevo para ellos, evitando el sufrimiento que la situación puede causarles.

Este libro es una guía de ayuda, de consejos para que los padres eviten que los niños sufran consecuencias psicológicas irreparables. Y, como señala la profesora tomando como referencia una cita de Gabriela Mistral:

“El futuro de los niños es siempre hoy. Mañana será tarde”

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: