Libros

Me niego… o una reseña de ‘La vegetariana’, de Han Kang

La vegetariana Comparte este post

No. Digo no. No es no. Me niego.

Y esta podría ser la sinopsis más inmediata de La vegetariana, de Han Kang, que nos trae al español Rata_Books (mención aparte merece la delicada edición, con la sinopsis en portada, la contraportada casi vacía, una entrevista con la traductora al español, y otros detallitos deliciosos). Una novela que, más allá de haber sido galardonada con el Man Booker International (compitiendo con autores como Orhan Pamuk y Elena Ferrante), resulta turbadora, desasosegante y, muy especialmente, incómoda. Y que, por cierto, no trata sobre vegetarianismo.

La historia es (parece) sencilla: Yeonghye, la protagonista, decide dejar de comer carne. Un hecho que, en la ultracapitalista Corea del Sur del siglo XXI, donde comer carne se ha convertido casi en símbolo de los nuevos ricos tiempos, resulta prácticamente inconcebible. Porque sin carne, el cuerpo se queda sin energía. Sin embargo, la decisión de Yeonghye va más allá, forma parte de una subversión, una actitud rebelde, un gran NO en mayúsculas, el abandono de la sumisión y la aceptación. Yeonghye se planta:

No es no.

Narrada desde el punto de vista de tres personajes del entorno de Yeonghye (el despreciable marido, que hasta la decisión definitiva de la protagonista no creía que hubiera nada especial en ella; el obseso cuñado artista, que la contempla únicamente como un objeto-musa, algo utilizable para su propio beneficio; y su propia hermana, saturada de preocupaciones y con un indefinido sentido de la responsabilidad), Kang utiliza una prosa fría y desnuda, descarnada, una forma de narrar a la que no le falta lirismo pero que, sin embargo, envuelve con eficacia tanto escenas cotidianas como escenas de una violencia terrible. La voz narrativa, pasando de personaje en personaje, ahonda una sensación vertiginosa en torno a Yeonghye, hacia la cual el lector se ve empujado, y a la cual, curiosamente, tan solo ‘accedemos’ a través de breves y misteriosas intromisiones oníricas. Este estilo, que en un despiste podríamos pensar que se centra en la transmisión de la historia, pero no en adornarla, compacta y aglutina la narración, dándole el mismo tono a las diferentes escenas que se van sucediendo, no importa si cotidianas, si brutales, si insólitas.

Decía que La vegetariana no trata de vegetarianismo. Tampoco, al menos no de forma exclusiva, de feminismo o maltrato o consentimiento. A través de sus páginas, a uno se le viene a la cabeza el Preferiría no hacerlo de Bartleby, el escribiente, o la resistencia pacífica de Gandhi. Tampoco se escapa la luz kafkiana que emana de muchas escenas. Porque la decisión que toma Yeonghye, incomprensible para quienes la rodean, es una resistencia no violenta llevada al límite, y despierta la violencia del resto de la sociedad. Su negación desafía la posición de lo convencional, lo aceptado, lo-que-debe-ser, desencadena que el resto de voces, autoritarias, fuercen su no para que sea un sí: carne, malos tratos, sexo, alimentación.

De La vegetariana emanan múltiples lecturas sobre nuestra posición en la sociedad, la libertad y los diferentes estratos en que se ordena el ser humano. ¿Podemos, en realidad, negarnos a algo que se espera de nosotros? ¿Podemos, en realidad, apartarnos del camino trillado y decir, No, no quiero? Y, de hacerlo, ¿seríamos capaces de llevar la decisión hasta las últimas consecuencias?

Para hacernos una idea, quizá, deberíamos abrir las incómodas páginas de La vegetariana, de Han Kang, y además de descubrir a una maravillosa voz (nueva en español), someternos a la tortura de atravesar el espacio más tenebroso de nuestra existencia en sociedad.

Sintió el dolor semejante a un agujero que quería devorarla, un miedo intenso y también una extraña paz que se entremezclaba al mismo tiempo con esos sentimientos.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: