Novedades

Los periodistas y los escritores, ¿las letras son gratis?

Comparte este post

Cuando comencé la carrera de periodismo, mi gran ilusión era poder llegar allí donde ocurre la noticia, conocer de primera mano lo que había ocurrido y después contárselo a los lectores (digo lectores porque siempre quise, y tuve la suerte de conseguirlo, trabajar en un periódico). Sin embargo, también tenía claro que quería hacer del periodismo mi profesión y cuando digo esto  es incluyendo también un salario porque claro está que el amor al arte está bien, pero cuando tienes un sustento económico que te resguarda.

Junto con los periodistas, otro de los damnificados en el gremio de las letras son los escritores (muchos de ellos también periodistas). Desafortunadamente, son muy pocos los que pueden presumir de vivir de los libros, ya que la mayoría (más en los tiempos que corren) se ven obligados a realizar otros trabajos y, en este caso, la escritura queda relegada a la categoría de hobby.

Esto es realmente lo que me preocupa, pensar por qué motivo las cifras están más valoradas que las letras, pues los economistas cobran por su trabajo y, sin embargo, los periodistas y escritores nos vemos ‘regalando’ nuestro material, aspirando a tener un espacio (aunque sea de manera gratuita) donde expresar nuestras ideas o informaciones.

Con la llegada de los blog se nos ha abierto un camino, una posibilidad para llegar a todos aquellos que nos quieran escuchar. Es gratis, sí, pero por lo menos otros no se lucran por lo que hacemos.

En el gremio de escritores, un sector en el que cada vez me siento más involucrada, estoy descubriendo artistas de la palabra que bien podían merecer uno de estos premios literarios que se otorgan, que tienen tanto renombre. Como mi lista cada vez va creciendo más, no quisiera que ninguno se sintiera ofendido si no le cito, porque prometo que esta web va a servir como un punto de encuentro de todos los escritores y aficionados a la lectura, ya sean consagrados como los que recién empiezan en este complejo sector.

Ezequiel Teodoro, periodista y escritor me dejó hipnotizada desde su primera novela: El manuscrito de Avicena, un thriller que te engancha desde las primeras líneas. Ya estoy deseando leer su nueva novela: Cuaderno negro, complot contra Franco.

Jose Vicente Alfaro, licenciado en Derecho, también ha irrumpido con fuerza en el terreno literario con dos títulos: La esperanza del Tibet y El llanto de la isla de Pascua.

Amarga libertad, de Pepe Pascual Taberner fue otro de mis descubrimientos literarios. Me sorprendió muy gratamente por la capacidad de este ingeniero de involucrarte en la trama, crear el clima de tensión necesario para mantenerte atento y una intriga que te invita a recorrer las páginas sin apenas darte cuenta.

Rocio Castrillo también confió en mí para leer su novela erótica Ellas y el sexo, que me sorprendió gratamente. El pediatra Bruno Nievas es otro de mis descubrimientos literarios, con una novela que sigo manteniendo en el recuerdo: Holocausto Manhattan.

Con mi post (me he extendido un poco) lo único que quiero es transmitir el valor que las letras se merecen y reconocer el trabajo que tanto mis compañeros periodistas como escritores realizan. Además de invitaros a descubrir nuevos escritores, que hay muchos y que están esperando una oportunidad porque su obra merece la pena.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: