Novedades

Los peligros de fumar en la cama, Mariana Enríquez

Comparte este post

El género de terror, tanto fílmico como literario, suele estar sumido en esa oscura guarida llamada fandom; una cueva en la que sus habitantes, los llamados fans, viven calentándose con las mismas imágenes, disfrutando de la repetición constante de estilemas y nutriéndose de un cerrado y establecido canon temático. También coleccionan figuras, muñecos, posters y demás memorabilia de sus personajes favoritos, a los que rinden culto hasta volverlos familiares y agotados pastiches.

Por eso es noticia la aparición de la argentina Mariana Enríquez que, con sus dos colecciones de relatos en la prestigiosa y muy alejada del género fantástico editorial Anagrama, ha revolucionado el universo de la ficción terrorífica.

Sus historias son diferentes, a pesar de no evitar los tópicos de género tales como fantasmas, aparecidos o asesinos. Lo que la diferencia es la mirada: inquieta, naturista, sagaz, empática y revoltosa. Ata en corto su prosa, amarrándola con cuatro precisas pinceladas a un lugar, a personajes de carne y hueso y, sobre todo, a una atmósfera que nos subyuga al unir lo sobrenatural y lo cotidiano con desarmante naturalidad, sin eludir el lenguaje callejero y local.

Si para Freud el concepto de lo siniestro no era más que lo cotidiano observado desde una perspectiva inusual, Mariana hace suya la lección a base de realismo mágico, pinceladas de desesperación adolescente suburbana, el nihilismo subyacente a las más perversas pulsiones sexuales y el sangriento reguero de la historia de su propio país.

Desaparecidos de la Dictadura militar y niños de la calle transitan en forma de fantasmas, cuyo eco se niega a apagarse. Chicas adolescentes despiertan a un sexo entendido como dolor y amputación. Vivos y muertos apenas se distinguen y dialogan de tú a tú, como si la violencia y la miseria dejase reverberaciones imposibles de extinguir: un negro poso  que persigue a los protagonistas de estos cuentos oscuros, hasta hacerles perder la razón.

Los peligros de fumar en la cama abre una rendija a un otro mundo poblado de espectros que, más que dar miedo, provoca la tristeza infinita de comprobar cuanto se parecen a nosotros mismos.

Son doce relatos, doce oportunidades de entablar un diálogo con el arte de persuadir a las sombras para que muestren aquello que habitualmente ocultan con tanto celo.

Lo que cada lector haga con ello, una vez terminada la última página del último relato, queda entre él y la viscosa voz de la escritora bonaerense, unidos en la intimidad que trae contemplar juntos el abismo de la existencia.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: