Sin categoría

Lo último que verán tus ojos: Cuando leer es conocer la historia

reseña lo ultimo que veran tus ojos isabel san sebastian Comparte este post

Me gustan los libros históricos precisamente por la capacidad que tienen para entretener e instruir. Si a esto le añadimos la maestría y experiencia de la periodista Isabel San Sebastián, el cóctel resultante es de los que tardan en desaparecer. Así es Lo último que verán tus ojos, una historia que mezcla acontecimientos históricos, arte y amor.

La historia comienza con la aparición en Nueva York de un valioso Greco, que ilustra un paisaje de la judería de Toledo. Una obra de arte que fue robada por los nazis durante la II Guerra Mundial. La aparición de la subasta remueve el pasado de Philip Smith, un taxista neoyorkino que reconoce esa obra en una fotografía familiar. A partir de ese momento su única obsesión es demostrar que ese cuadro pertenece a su familia. Para ello, no duda en solicitar la ayuda de Carolina Valdés, una especialista en arte, con un carácter totalmente diferente. Pero, como se suele decir, los polos opuestos se atraen; así que entre tanta aventura y descubrimiento de secretos, hay hueco para los sentimientos enfrentados donde el corazón termina ganando a la razón.

La búsqueda del dueño actual del cuadro los lleva a viajar hasta Budapest, donde Philip, Carolina y los lectores conoceremos los horrores del Holocausto y la crueldad ejercida contra los judíos; entre ellos, el abuelo de Philip, un ilustre abogado que fue víctima de los nazis. A lo largo de la trama, Isabel San Sebastián nos facilita el billete para viajar de Budapest hasta Madrid; presente y pasado se van enlazando para rendir homenaje, de la mano de los dos protagonistas, a los diplomáticos españoles que tanto contribuyeron para salvar la vida de miles de judíos. Mención especial tiene Ángel Sanz Briz, un diplomático español desconocido en la historia de España y que gracias a relatos como este se le rinde un merecido homenaje por haber cambiado el destino de familias judíos, sin esperar nada a cambio.

Isabel San Sebastián muestra su maestría a la hora de combinar la ficción con la realidad, deteniéndose en aspectos desconocidos, como la supuesta neutralidad que mantuvo España frente a la II Guerra Mundial o las lecciones de arte sobre el Greco. Sin duda, lo mejor del relato: encontrarnos ante unos hechos históricos reales, perfectamente estudiados y expuestos.

Sin embargo, atendiendo a la parte ficticia -ya que la realidad carece de peros- la historia pierde fuerza al final, con un desenlace flojo, en virtud de los acontecimientos que preceden -me refiero al secreto que descubre Philip sobre la venganza de su padre-, pero entiendo que todo tiene una explicación y en este caso no es otra que la vinculación amorosa que se crea entre Philip y Carolina.

En definitiva, Lo último que verán tus ojos es de esas novelas que hay que leer no solo para salir de la rutina, sino para conocer aspectos desconocidos de esta macabra etapa histórica en la que España también tuvo que ver, para mal y para bien.

No quiero terminar la reseña sin añadir esta dedicatoria de la periodista, que dice mucho del relato que vas a leer:

A todos los que no se resignan, ni se venden, ni se callan, ni se rinden

 

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: