Especiales

Lectura fácil o difícil, esa es la cuestión

Comparte este post

Con “Ulises” de James Joyce en la mano me hago esta pregunta: ¿Literatura fácil o difícil? De “Ulises” dicen que es una obra de arte, pero también que es un juego, un experimento literario. Uno de los artículos que leí para afrontar al reto que supone este libro se titula “Cómo enfrentarse a Ulises” (autor E.J. Rodríguez en www.jotdown.es ) y creo que con ese título nos lo dice todo. Os recomiendo su lectura si se os pasa por la cabeza enfrentaros a este clásico de la literatura universal ya que da pistas sobre los motivos que deberían hacernos elegir esta obra.

Confieso que en mi caso, a veces, me cuesta disfrutarlo. Es un libro muy complejo al que hay que dedicar mucho tiempo e incluso estudio para descubrir sus símiles, significados ocultos y paralelismos. No es un libro para llevarse a la playa, pero es un reto interesante para cualquier lector.

De aquí parte mi reflexión: ¿es preferible la literatura fácil o la difícil? Y con “fácil” me refiero a narraciones que llegan a la primera, que emocionan sin necesidad de pararse a buscar en el diccionario evitando así perder el hilo de la historia. Ángel Zapata en su magnífico “La práctica del relato”, recomienda a los escritores noveles buscar la escritura sencilla, que llegue al común de los mortales, que emocione a la primera.

Pero por otra parte, la literatura también debería ayudarnos a traspasar nuestros propios horizontes, aportandonos diferentes formas de narrar como las que ofrecen Joyce, Faulkner o Cortázar, por mencionar algunos autores que han sido capaces de jugar con las palabras de forma única.

En definitiva, yo opto por concluir que son necesarias las dos formas de literatura: la “difícil” que te exige, te enseña, te enfrenta a tus posibilidades como lector y te muestra otra forma de escribir; y  la “fácil”, la que fluye como la conversación con un amigo querido emocionándote desde la sencillez. ¿Tú qué opinas?

Os dejo un fragmento de “Ulises”, por si os animáis al reto de leer esta obra:

“Un dolor, que no era todavía el dolor del amor, le roía el corazón. Silenciosamente, ella se le había acercado en un sueño después de morir, con su cuerpo consumido, en la suelta mortaja parda, oliendo a cera y palo de rosa: su aliento, inclinado sobre él, mudo y lleno de reproche, tenía un leve olor a cenizas mojadas. A través de la bocamanga deshilachada veía ese mar saludado como gran madre dulce por la bien alimentada voz de junto a él. El anillo de bahía y horizonte contenía una opaca masa verde de líquido. Junto al lecho de muerte de ella, un cuenco de porcelana blanca contenía la viscosa bilis verde que se había arrancado del podrido hígado en ataques de ruidosos vómitos gimientes”.

 

3 comentarios

Salvador Terceño Raposo 17 noviembre, 2016 Responder

¡El gran debate! ¡La eterna disyuntiva! ¿Eres de dulce o de salado? Pues, mire, oiga, una buena alimentación debe ser equilibrada y contener todo tipo de “alimento”… No soy muy de dogmatizar. Cada uno que lea lo que le dé la gana, estaría bueno. Pero, personalmente, necesito el estîmulo de “lo difícil”… y, luego, quizá, descansar de èl. La alternancia me motiva y me divierte: un clásico, una novedad… una rareza, un súper ventas… pero no soy muy dado a dejarme llevar por los cantos de sirena editoriales-comerciales. Casi todas mis GRANDES experiencias lectoras han sido con libros “clásicos”.
No voy a decir que sólo hay que leer libros difìciles, pero hay mucha gente que jamás se plantea leerlos. Yo propongo atreverse con ellos… y, a ver què pasa.
Es lo mismo que pienso del resto de artes, ej: cine, pintura, etc.
Debería abrirme un blog… ¡Ah, no, que ya lo tengo!
ENHORABUENA POR ESTA GRAN ENTRADA, MERY. TE SUPERAS

Salvador Terceño Raposo 17 noviembre, 2016 Responder

Por cierto, te has ido a poner como ejemplo al capitán de los huesos de los plusmarquistas elegidos entre los libros más jodidamente complicados de la historia de la literatura… No es la media del “libro difîcil”

lupita 15 septiembre, 2017 Responder

que comprendemos entre todo esto

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: