Actualidad

La ordenada vida del doctor Alarcón

la-ordenada-vida-del-doctor-alarcon-harper-collins Comparte este post

Una novela psicológica, con intriga, toques de humor y diálogos internos. Así es La ordenada vida del doctor Alarcón (Harper Collins), de la navarra Tadea Lizarbe Horcada. No es escritora, sino terapeuta ocupacional, en el área de salud mental, pero por su manejo literario nadie lo diría.

Comencemos con la sinopsis, Manuel Alarcón es un médico de atención primaria que tiene una vida meticulosamente ordenada. Tiene un alto coeficiente intelectual, es capaz de diagnosticar cualquier enfermedad casi sin palparla, tiene una gran memoria; pero carece de capacidad para relacionarse con los demás. Sus conversaciones con otras personas se ciñen a lo meramente esencial. Sin embargo, tendrá que tragarse su orgullo ante una situación inesperada que trastoca su vida: una serie de asesinatos suceden a su alrededor, en el momento en el que él sufre episodios de amnesia. En su círculo social todos son sospechosos, por lo que se ve obligado a socializarse. Por si fuera poco, llega a su vida una nueva enfermera, que revolverá su planificado mundo.

Un thriller psicológico en el que cualquiera puede ser el culpable

Hasta aquí la sinopsis, lo justo y necesario para sembrar en ti, lector, la curiosidad. Como he indicado, Tadea no es escritora, pero tiene destreza literaria de sobra para convertir en éxito sus libros. La justificación es sencilla: vuelva todos sus conocimientos en el terreno profesional en sus personajes e historias. En definitiva, ficción apegada más o menos a la realidad, en función de la proximidad que tengamos con la psicología del personaje -algunos os sentiréis reflejados en el doctor, pero no temáis, lo realmente malo es negar la evidencia-.

Aunque el doctor Alarcón es el eje vertebrador de toda la historia, el resto de personajes consiguen darle forma a la trama, dotándola de dinamismo y de suspense. Son personajes mal catalogados como secundarios porque tienen mucho peso, tanto que la escritora les concede tiempo y espacio para exponer sus propias vidas y sus opiniones personales sobre el doctor Collins.

Sin duda, un momento importante en toda la trama es el momento en el que el doctor acude a su quinta cita con su psicólogo, donde se analizan los síntomas que caracterizan a las personas con trastornos psicóticos y descubre que muchas encajan con su personalidad. Es una escena de reflexión para Collins, pero también para el lector, por descubrir que la línea que separa la bondad y la maldad están más cerca de lo que pensamos.

En varias entrevistas, Tadea asegura que su intención es conseguir que el lector empatice con las personas que padecen enfermedades mentales, porque nadie está exento de sufrir en algún momento esta patología y que, en realidad, las personas que las sufren no son tan diferentes al resto.

En definitiva, es una novela muy completa, con ingredientes esenciales para enganchar a cualquier lector: intriga, humor, una trama muy bien enlazada, diálogos que dan dinamismo, guiños a la reflexión. ¿Se puede pedir más?

 

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: