Actualidad

En la mente del hipnotista: El asesino en serie que te mantendrá en vilo

en la mente del hipnotista. Crítica Comparte este post

En la mente del hipnotista es de esas historias que te enganchan desde el principio. No sabes cómo pero el autor -en este caso son dos- hilvana con gran destreza la trama para dejarte en tensión hasta el final.  Lars Kepler es el seudónimo que utiliza el matrimonio sueco Alexander Ahndoril y Alexandra Coelho para presentar esta obra, cuyo antecedente literario: el hipnotista ha cosechado mucho éxito entre los aficionados al thriller.

Más de 600 páginas que a simple vista pueden llegar a asustir, pero a medida que te adentras en la trama, la lectura fluye con rapidez. A esta agilidad contribuyen la estructura de la novela en capítulos breves, así como los diálogos de los personajes que van apareciendo a medida que el narrador omnisciente nos sitúa en cada momento.

En cuanto a la historia, comienza fuerte desde las primeras páginas, con el asesinato a manos de un asesino en serie que tiene conmocionada a la sociedad sueca. Su modus operandi es siempre el mismo: vigila a sus víctimas -todas ellas mujeres- mientras están solas en casa. Haciendo alusión a la époda actual, el asesino graba los momentos previos al asesinato y se lo manda a la policía en un vídeo de youtube. Unos minutos insuficientes para que la inspectora Margot Silvermany su equipo puedan localizar la ubicación donde se está produciendo el asesinato para impedirlo.

La policía necesita encontrar paralelismos entre los distintos homicidios para poder acorralar al asesino, por lo que piden ayuda a Erik María Bark, un colaborador habitual del cuerpo y afamado psiquiatra, experto en tratar estados de shock y traumas. Tras interrogar al esposo de una de las mujeres asesinadas y ver las señales que iba dejando el asesino en cada uno de los cuerpos, Erik recuerda que estos asesinatos son idénticos a los ocurridos diez años antes, en los que él trabajo y cuya valoración profesional llevó al asesino cumpliendo condena.

Es en ese momento cuando a Erik le comienzan los remordimientos por haber metido a un inocente en el psiquiátrico, ¿o quizás sea el asesino y ahora ha enviado a alguien para continuar con su trabajo? Ese es el dilema que se le plantea a Erik, uno de los protagonistas, que a lo largo de la trama revivirá en sus propias carnes lo que hace años quizá hizo mal: pasa de ayudar al esclarecimiento de los asesinatos a permanecer oculto como sospechoso.

A lo largo de la historia aparecen personajes que nacieron en la anterior novela que este matrimonio escribió, El hipnotista. Este es el caso de Joona Linna, un inspector que surge después de que se le diera por muerto y que se convertirá en el mejor apoyo de Erik. Este es quizá el personaje menos creíble porque aparece sin apenas fuerza en la narración enfrentándose a situaciones de las que resulta casi imposible salir en las condiciones en las que se encontraba -pero hay que tener en cuenta que, como en las películas, los libros son eso, historias que se permiten licencias como esta-. Hay otros personas importantes en la vida de Erik pero que no los voy a desvelar porque forma parte de este ambiente de intriga que rodea toda la trama.

He de decir que yo no leí el primer libro de Lars Kepler -quienes lo han leído se han quedado con un sabor agridulce al leer esta continuidad, dicen que ha perdido fuerza- así que mi opinión sobre el libro es buena. Mantiene la esencia del thriller: la intriga del principio al fina; con giros constantes para despistar al lector en cuanto a la identidad del asesino que, como era de esperar, es impredecible.

Si tengo que poner un pero es al final, pierde un poco de fuerza, el espectador espera un momento mucho más intenso, es como un final un poco forzado y flojo, con alguna escena poco creíble. A mi gusto, le ha faltado la traca final, esa que nos anuncia que los fuegos artificiales han llegado a su fin. Pese a ello, el libro es de obligada lectura para todos los amantes del trhiller.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: