Infantil

La lectura infantil: Mucho más que un entretenimiento

Comparte este post

¿Recuerdas algún libro que leíste en tu infancia? A la memoria vienen títulos tan populares como Fray Perico y su borrico (o cualquiera de los libros que durante estas últimas décadas ha publicado El Barco de vapor, que todos hemos leído en el colegio) o  Los hermanos Grimm, por citar algunos.

Lo cierto es que con la proliferación de las nuevas tecnologías, el entretenimiento a través de las páginas ha quedado relegado a un segundo plano por el interés que despiertan los videojuegos y, sobre todo, internet. De hecho, es más fácil que los escolares estén a la última en juegos interactivos y al preguntarles por el último libro leído, el silencio se convierta en la respuesta más recurrente.

En fin, esto es el resultado de todos los cambios que estamos experimentando en la sociedad. Pese a todo y porque en Hablando con letras defendemos la importancia de la palabra, vamos a dedicar este post a analizar la importancia de convertir la lectura en un hobby desde edades tempranas.

  1. Reforzar los vínculos familiares. La literatura no solo es entretenimiento, sino que sirve para reforzar los vínculos familiares. Aunque las exigencias de la vida obligan a pasar más tiempo fuera de casa, es conveniente rasgar unos minutos para poder disfrutarlos en familia leyendo algún libro. La lectura dará pie a conversaciones entre padres e hijos.
  2. Aumenta la agilidad mental. Uno de los principales motivos por los que hay que leer es por la salud mental, ya que la lectura fomenta que el cerebro se encuentre activo, lo que se traduce en el aumento de la agilidad mental, es decir, la rapidez de respuesta del cerebro. Además, según han revelado algunos estudios, el hábito lector ayuda a prevenir o, por lo menos, retardar la pérdida de la memoria, tan característica en enfermedades como el alzheimer.
  3. Disminuye el estrés. Cuando leemos, todas las preocupaciones pasan a un segundo plano para dejarnos llevar por historias alejadas de nuestras vidas. Solo la lectura nos permite experimentar vivencias diferentes y mientras esto ocurre la tensión acumulada y el estrés disminuye. Para conseguir este bienestar, lo mejor son las novelas ficticias.
  4. A mayor lectura, mayor éxito profesional. Esta afirmación, realmente, no sabemos a ciencia cierta si es verdad o no, pero los estudios así lo reflejan: las personas que leen en su infancia tienen mayor posibilidad de conseguir el éxito empresarial. Sea cierto o no, lo que no podemos negar es que a través de la lectura se entra en contacto con el conocimiento, desarrollando un lenguaje más rico y variado.
  5. Creatividad. Nos encontramos en una sociedad donde cada vez todo tiende a ser igual: la misma ropa, los mismos programas, ¿dónde está la creatividad y la imaginación tan necesaria en estos tiempos que corren con tanta competencia? Pues en la lectura volvemos a tener la respuesta: los libros ayudan a desarrollar la imaginación y la creatividad.

Estas son causas más que suficientes para comenzar a pensar en la importancia de hacerle un hueco, dentro de la rutina diaria, a los libros. La otra razón: la diversión, quien entra en el mundo de los libros pronto se da cuenta que se ha convertido en una afición.

Haz la prueba, aprovecha las vacaciones para compartir los libros que más te gustaron de pequeño y leerlos en familia. ¡A la vuelta nos contáis vuestra experiencia!

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: