Especiales

La inteligencia artificial lo tiene claro: Solo existen 6 arcos argumentales en la ficción

Comparte este post

La ciencia ha desvelado esta semana lo que a Kurt Vonnegut no le acreditaron en vida. El escritor americano sostuvo durante buena parte de su carrera que todos los arcos narrativos de una historia podrían resumirse en un simple gráfico.

El eje X representaba la cronología de la historia, el eje Y sostenía la experiencia del personaje. “La forma de la curva y el cuándo es lo único importante” desveló Vonnegut. El autor comenzó usando el ejemplo de la Cenicienta, perdón por los spoilers, que comienza desdichada, tiene la suerte de acudir al baile y allí las cosas se tuercen para finalmente arreglarse. Con el tiempo detectó que este esquema se repetía infinitas veces en historias tan antiguas como algunas que la Biblia incluía.

Os preguntaréis, ¿qué tiene que ver esto con la inteligencia artificial que ha mapeado la ficción para encontrar patrones? Mucho. Esta tesis que fue rechazada por la Universidad de Chicago sirvió de inspiración para un grupo de investigadores de la Universidad de Vermont.

El equipo de científicos tomó 1.300 libros de ficción y una inteligencia artificial generó un mapa de los arcos argumentales que se repetían concluyendo que tan solo existen 6 argumentos posibles en las historias:
– De la pobreza a la riqueza (subida)
– De la riqueza a la pobreza (caída)
– El hombre en un agujero (caer después la subida)
– Ícaro (aumentando para finalmente caer)
– La cenicienta (suba, caer y levantarse)
– Edipo (caída, luego subida y luego volver a caer)

La atención de la máquina se centró en la trayectoria emocional de la historia, no solo en su trama. Pero, ¿sirve este modelo para narraciones complejas? Los investigadores pusieron como ejemplo “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte” que es una historia envuelta en varios arcos. “Cada sub-narrativa del libro puede identificarse claramente con los datos que arroja el estudio”, explicaron. Es decir, que según ellos una trama compleja tan solo es un arco compuesto de varios argumentos.

Además, el estudio recoge algunas tendencias curiosas en la literatura. Por ejemplo, el modelo “De la pobreza a la riqueza” es un tipo de libro que nos gusta leer, de hecho encarna bien el sueño americano. “Es una historia de esperanza y justicia, independientemente de los malos tiempos el esfuerzo y la perseverancia nos ayuda a mejorar” subrayan los investigadores.

Los científicos cotejaron los arcos argumentales más repetidos en el estudio con los de los libros más descargados en el Proyecto Gutenberg. Y no, no coinciden. Entre las preferencias de los lectores son “Edipo”, “El hombre en el agujero” y “Cenicienta”.

“Pobreza a la riqueza” puede ser popular entre los escritores, pero no es necesariamente el arco emocional que los lectores alcance de la mayoría. Las categorías que incluyen el mayor número total de libros no son los más populares, los investigadores. Como mínimo curioso.

Este estudio es solo el primer paso de un proyecto que pretende utilizar estos datos a la inversa, es decir, que las máquinas aprendan a generar trabajos originales y que gusten al público. Ya escribimos hace un tiempo un artículo en Hablando con letras hablando sobre la posibilidad de que en un futuro las máquinas escribiesen novelas iguales o mejores que las de un humano.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: