Especiales

¿La falta de luz durante la lectura afecta a tus ojos?

Cómo la luz afecta a la salud de nuestros ojos a la hora de leer Comparte este post

La mayoría de lectores prefiere pasarse horas inmerso en un libro con una luz decente. Pero a veces estás tan inmerso que no te das cuenta de que te estás quedando sin luz. Otras, no puedes hacer mucho para mejorar la luz del sitio en el que lees, como es el caso del transporte público.

¿La cantidad de luz con la que leemos importa? ¿Afecta de alguna forma a nuestros ojos? Lo cierto es que apenas afecta a nuestra visión, según el profesor de optimetría de la universidad de Brisbane, Nathan Efron.

Muchos  lectores sufren una cierta “fatiga visual” al no tener unas condiciones lumínicas optimas,  problema que atribuimos directamente a nuestros ojos cuando no tienen una causa fisiológica conocida.

“La gente suele decir que tiene los ojos cansados, pero el problema en realidad podría no estar en nuestros ojos. Puede ser causada por los músculos que rodean el ojo o la frente”, explica el experto.

Sin embargo, la propia lectura si podría estar directamente relacionada con la pérdida de visión. Los datos son abrumadores, en las poblaciones donde las personas leen más – o llevan a cabo una actividad laboral que implica una visión cercana, como  estar frente a un ordenador o coser – se tiene mayor tasa de miopía.

Aunque no se puede afirmar a ciencia cierta que la principal razón de la perdida de visión sea la lectura constante, el hecho de centrarse en objetos cercanos involucra la contracción de los músculos que controlan el cristalino del ojo.

“Esta contracción constante puede estirar el globo ocular. Al cambiar de forma se pierde algo de vista, aunque nada grave”, concluye Efron.

Por lo que, según el experto, tenemos posibilidades de perder nuestra buena vista con buena o mala luz. Solo puede afectar de una forma más clara a los niños y adolescentes que leen con poca luz.

Seas de esos que disfruta con una luz tenue y una buena lectura o aquellos que necesitan tener la habitación totalmente iluminada, podrás disfrutar de la lectura sin riesgo a que esas prácticas afecten excesivamente a tus ojos.

¡No hay excusas para no leer!

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: