Novedades

El mercadillo de los libros, una alternativa contra los recortes

Comparte este post

Hace años, con el comienzo del curso, era habitual que los hermanos pequeños heredaran los libros de sus hermanos mayores. Sin embargo, esta tendencia poco a poco fue desapareciendo (yo tengo 29 años y no recuerdo haber reutilizado ningún libro de mi hermana), puesto que las editoriales ya se ocupaban de diseñar nuevos libros y contenido para evitar la posible reutilización. Los colegios también ayudaban cambiando las editoriales de un año para otro, de manera que no había otro camino que no fuera el de aguantar largas colas en el mes de septiembre en busca del material, ¿os acordáis, los que seáis de mi quinta?

La liberación de muchas familias se encontraba en las becas (un dinerito extra siempre viene bien); una ayuda que ha desaparecido, provocando que muchas familias no tengan dinero para afrontar este gasto extra. Pero, como soy de las que piensan que todo lo negativo siempre tiene un lado positivo, por muy pequeño que sea, lo que está consiguiendo la crisis es la desaparición de la palabra egoismo. Ahora lo que se lleva es la colaboración porque está claro que como no nos ayudemos los ciudadanos, los de arriba no lo van a hacer.

¿Cómo podemos ayudar? Pues volviendo a la fórmula del trueque (lo que a ti te falta por lo que a mi me sobra). Y como la necesidad agudiza el ingenio, los padres han reaccionado realizando diferentes actividades para conseguir, por lo menos, abaratar el elevado coste que están adquiriendo los libros, convirtiéndose en artículos de lujo.

¿Por qué no organizar un mercadillo de libros o un banco de libros, para que otros puedan beneficiarse de un libro que ya no me hace servicio a mi? Esta fórmula es la que se está utilizando en diversas comunidades autónomas. Por ejemplo, la Asociación de Padres y Madres de Alumnos de Aragón han coordinado a los centros públicos de la región para conseguir que todos los alumnos acudan a clase con un libro bajo el brazo.

El colegio Ramón Sáinz de Varanda, en Zaragoza, también ha empleado el método del mercadillo. ¿Cómo funciona? Pues en este centro primero se optó por comprar los libros nuevos pero, de manera conjunta, para abaratar el precio. Una vez que pasó el curso, los padres devuelven los libros, los cuales se venden a la mitad de su precio. De esta manera, a medida que pasan los cursos (un máximo de 4) el libro se abarata más.

Cáritas es una de las entidades sin ánimo de lucro que está organizando campañas para la recogida de libros.

Pero, junto a estas acciones están proliferando otros nuevos métodos, más modernos, como el empleo de plataformas digitales para los intercambios. Un ejemplo del que ya os he hablado es la web Donaz.es, un portal donde puede encontrarse todo tipo de material escolar. Así, en la web no sólo puedes encontrar libros de texto de Primaria, ESO y Bachillerato; sino también apuntes universitarios, de Formación Profesional e incluso libros de lectura. Todo es intercambiable, basta con registrarse para disponer de un apartado personalizado donde dar a conocer los libros que se necesitan y los que se ofrecen.

Puesto que nuestra sociedad es ahora más participativa que nunca, os animo a que compartáis en el blog aquellos portales que conozcáis donde se intercambien libros.

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: