Novedades

El IVA genera la guerra entre los libros tradicionales y los ebooks

Comparte este post

Bruselas castiga a Francia y Luxemburgo por vender libros digitales con un IVA reducido

La guerra está echada, ¿quién ganará? La iniciativa de Francia y Luxemburgo de aplicar un IVA reducido en los libros digitales no ha sentado nada bien en Bruselas. De hecho, se prevé una sanción económica para ambos países por tomarse la ley por su mano.

Está previsto que la Comisión Europea presente este año una propuesta para equiparar el gravamen que se aplicará tanto a los libros tradicionales como a los digitales. Esta norma se aplicará en todos los países a la vez.

Desde el año pasado, nuestro país vecino decidió que sus ciudadanos pagaran por adquirir un libro electrónico un IVA del 7%, en vez del tipo general correspondiente, el 19,6%. La misma decisión la tomó Luxemburgo, donde puede adquirirse un ejemplar digital a un precio más reducido aún, ya que aplican un IVA del 3%, en vez del 15%.
Otro de los problemas que sobrevuela sobre estos productos digitales reside en el tipo de IVA que se aplica. Voy a explicarme, hasta el momento, el IVA que se aplica a los libros es el del país vendedor. ¿Qué consecuencias provoca esta decisión? Pues que las grandes empresas como Amazon han instalado sus centros en Luxemburgo, para beneficiarse de este tipo de gravamen tan reducido. Como consecuencia, el precio de sus libros son muy bajos.

Al parecer, a partir de 2015 esta situación va a solucionarse pues se aplicará el IVA en función del país del comprador. De esta manera, el gravamen irá a las arcas del país donde se compre el libro.

Ciñéndonos al caso español, en el país por el momento la ventaja es para los libros impresos, que siguen beneficiándose del IVA reducido, mientras que los consumidores de publicaciones digitales tienen que hacer frente al 21%. Sin duda, esta medida supone un obstáculo en la decisión de adquirir los libros en este formato. Si a esto añadimos el precio de los ebooks, la verdad es que este mercado emergente tiene un horizonte como el del país: no digamos negro (pues es verdad que el precio de estas obras es más bajo) pero sí, gris.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: