Especiales / Signo editores

Dos semanas y una gran obra: La Celestina

novelas escritas en tiempo record Comparte este post

Existen opiniones equivocadas consistentes en pensar que cuanto más tardamos en hacer las cosas, mejor hechas están. Pues hay grandes autores que ponen patas arriba esta creencia. Entre ellos, Fernando de Rojas, el autor de La Celestina, quien solo necesitó dos semanas para terminarla.

Signo editores analiza La Celestina, escrita en 15 días

La Celestina es el mejor ejemplo de que las buenas historias no necesitan mucho tiempo de preparación. Como se detalla en la colección Nuestra Historia, de Signo editores, el autor de esta tragicomedia, Fernando de Rojas, acabó la obra en un tiempo récord para la historia que cuenta: solo necesitó 15 días. Al parecer, el escritor encontró el primer acto y, a partir de ahí, su trabajo consistió en terminarlo. Es una obra muy compleja ya que por su estructura se podría decir que es una obra de teatro, pero por su riqueza de movimientos, la longitud y los personajes, parece también una novela. Otras opiniones la sitúan en el terreno de la comedia humanística.

Posteriormente surgieron varias ediciones más: en 1499 (con solo 16 actos), en 1501 y 1502. Más tarde, el público quería más actos, que se añadieron, dando lugar a una modificación del título: Tragicomedia de Calisto y Melibea.

Entre los temas más recurrentes figura el carpe diem: aprovecha el día, vive el momento. También son muy utilizados los temas del amor y la muerte, que en la obra están intrínsecamente relacionados, ya que el amor produce la muerte, la cual se ve como el final de la vida. También se habla de la prostitución y de la magia (pócimas, hechizos, brujería, etc.). La Celestina es la obra capital de la literatura europea hacia 1500 y una de las obras más importantes de la literatura española, junto con el Quijote.

Otras obras escritas de manera fugaz

La Celestina es una buena muestra de que las grandes ideas no necesitan mucho tiempo para desarrollarlas. De hecho, debido al estrés con el que vivimos en la actualidad, siempre deprisa a todos los lados, tendemos a rechazar aquellas novelas de gran volumen. Nos gustan las lecturas ligeras y nos alejamos de aquellos argumentos estilo sermón, que se alargan sin justificación alguna. Una pérdida de tiempo para el autor y para los lectores. ¿Por qué triunfa Twitter? Precisamente por ir al grano, contar las cosas en 140 caracteres.

El niño con el pijama de rayas

¿Quién no ha leído El niño con el pijama de rayasde John Boyne? Una novela dramática con la que se nos han saltado las lágrimas. Esta novela, que cuenta la historia de la amistad de dos niños durante el Holocausto un niño judío que vive en un campo de concentración y el hijo de un oficial de la Schutzstaffel nazi fue escrita en ¡solo dos días y medio!

El jugador

El genio Dostoyevski, del que también hablábamos en nuestro último post sobre el lado oscuro de la literatura en San Petersburgo,  fue otro de los autores que demostró cómo se puede echar un pulso al reloj, y salir vencedor. Su obra El jugadorfue escrita ¡en 6 días!. Claro está que esta rapidez tiene un motivo, que no fue otro que el de la presión: tenía que pagar unas deudas contraídas por el juego, y si no lo conseguía tendría que ceder los derechos de las obras que escribiera en 9 años. Unas consecuencias que no se podía permitir; así que tuvo que sacar todo su ingenio para que el papel nunca se quedara en blanco.

¿Conoces alguna obra más escrita en tiempo récord? ¡Compártela con nosotros!

 

 

 

 

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: