Actualidad

Daniel Sánchez: La isla de Alice es una historia de superación

Comparte este post

Un debut por todo lo alto. Así ha sido la entrada en el escenario literario del cineasta madrileño Daniel Sánchez Arévalo. La isla de Alice ha sido la novela finalista del Premio Planeta 2015, un thriller que como él mismo define, no se queda en el mero misterio, sino que ahonda en las relaciones humanas, en la necesidad de amar y sentirte amado y de encontrar tu sitio en el mundo.

En Hablando con letras hemos tenido la oportunidad de conversar con él sobre esta novela que a buen seguro dentro de poco veremos trasladada a la pantalla. Y, lo más interesante, apuntaros este nombre porque después de la experiencia literaria, esperamos que nos quede autor para rato.

Comentabas que La isla de Alice, tu primera novela como escritor, ha sido un salto al vacío. Pero, a juzgar por el premio que has recibido y las críticas, el aterrizaje ha sido sobre un buen colchón, que ha amortiguado la caída. ¿Te lo esperabas cuando te presentaste al Premio Planeta?

No se puede esperar algo así. Se puede soñar, pero no esperar. Tenía ilusión. Además, soy muy ambicioso, en el buen sentido de la palabra. No quiero ser un grito en el desierto. Quiero llegar a la gente. El océano literario está plagado de novedades y es muy fácil ahogarse. No quería tener que ir contando a mis vecinos que había escrito una novela. Quería que ellos se me acercaran y me dijeran: “Dani, he visto que has escrito una novela”. Y así ha sido tras el premio. Es la primera vez que todos los vecinos con los que me he cruzado me han felicitado por el premio. El Planeta te ponen directamente en el mapa, y ya solo por eso me siento muy privilegiado y afortunado.

¿Es la primera vez que te presentas a este Premio? Porque esta no es la primera novela que escribes, otras dos la preceden…

 Sí, es la primera vez. Tengo una novela juvenil La maleta de Ignacio Karaoke, de la colección roja de El Barco de Vapor. Y una novela breve Treinta y uno de junio de 1993 (un día que no existe de un año en el que no pasó nada), publicada por Alfaguara. Ambas están descatalogadas. Cosa que yo casi agradezco. Porque para mí tenían más que ver con mi proceso de formación que otra cosa. Aunque por otro lado, ¿acaso no estamos siempre formándonos?

¿Cuál crees que ha sido la clave para llegar a ese jurado tan exigente?

Huy, no sé. Eso se lo tendrías que preguntar a ellos. Aunque una de las cosas que más ilusión me hizo de esa noche es que todos los miembros del jurado me dijeron que estaban convencidos de que tras el pseudónimo se escondía una mujer. Cosa que para mí es el mayor de los halagos. Estaba obsesionado con que la novela pareciera escrita por una mujer, y no solo eso, sino por una escritora estadounidense.

La isla de Alice. Finalista Premio Planeta 2015

Sitúas la acción en una isla cerca de Marthas’s Vineyard. ¿Tienes alguna vinculación con este lugar?

Cuando se me ocurrió la idea y empecé a desarrollarla, tuve claro que debía transcurrir en Estados Unidos. Yo he vivido allí más de cuatro años en diferentes etapas de mi vida, y tenía muchas ganas de hacer mi particular retrato de la sociedad norteamericana, y en particular de la clase media-alta y alta, y su obsesión por las apariencias, y ver qué esconden detrás de su supuesta pulcritud y perfección. Me recorrí la costa este, desde Nueva York hasta Maine. Ida y vuelta, un par de veces, hasta dar con el emplazamiento ideal para mi isla, Cape Cod, entre las islas de Martha’s Vineyard y Nantucket. Es una zona muy evocadora y con gran tradición literaria. La isla, Robin Island, me la inventé, la hice a mi medida. Pero todo lo que hay dentro, lo vi en varias islas durante mi recorrido.

Una mujer de 33 años, con un hijo y embarazada que pierde a su marido en un accidente de tráfico. Una manera trágica de adentrar al lector en la historia, pero a la vez, podríamos decir ‘como la vida misma’. ¿Parte de alguna historia real?

 No, toda la historia fue “parida” en mi cabeza. Han pasado más de seis años desde que tuve la idea primigenia, desde que empezó a asomarse a mis cuadernos. De esos seis años, cuatro los pasé tomando notas, dándole forma, poco a poco, dejando que tomara protagonismo. Es mi historia más elaborada, la más mimada. No quería hacerla de cualquier manera. He estado dos años dedicado en exclusiva a escribirla. Sin ningún ingreso, y encima viajando mucho a Estados Unidos para documentarme e inspirarme. Vamos, que me he fundido los ahorros. ¡Menos mal que me dieron el premio!

En cuanto al comienzo, sí, es trágico. Mis historias siempre tienen un trasfondo dramático. Y a partir de ahí me dedico a intentar encontrar la luz. Pero no al final del camino, sino durante el camino.

En otras entrevistas has comentado que La isla de Alicia tenía otro camino, aquel en el que te mueves como pez en el agua: convertirse en un guión para llevarlo a la gran pantalla. Después de conseguir ser finalista en un premio tan prestigioso, has podido confirmar que la decisión fue muy acertada. ¿Fue motivada o fruto de las ganas por probar en el ámbito literario?

Es cierto, pensaba que esta historia iba a ser un guión, mi primera película estadounidense. La que me ayudara a dar el salto. Salto de ida y vuelta, porque yo estoy muy a gusto y feliz aquí y me va muy bien. Pero cuando me enfrenté al material, me di cuenta de que todo lo que quería contar no cabía en dos horas de película. Ahí fue cuando, tras superar una crisis creativa, decidí adentrarme en el mar de la literatura. Sin duda ha sido una de las mejores decisiones de mi vida. No por el premio, sino por la experiencia, por la travesía. Nunca he disfrutado –y sufrido- tanto un proceso creativo.

¿Cómo defines esta novela, porque tiene todos los ingredientes para ser un thriller en toda regla?

Es cierto que toda la peripecia por la que pasa Alice es muy de thriller. Hay un misterio por resolver durante toda la novela. ¿Qué hacia Chris en la isla? ¿Por qué su marido difunto había estado yendo durante más de dos años a Robin Island sin ella saber nada? Pero es mucho más que eso. Es una novela de corte intimista, porque ahonda en las relaciones humanas y en la necesidad de amar y sentirte amado, de encontrar tu sitio en el mundo, de configurar tus isla, la interior y la exterior. También es una novela costumbrista con toques de humor, por lo que te comentaba de mi retrato de la sociedad norteamericana. La isla y sus habitantes son parte fundamental del relato. Y en definitiva es una historia de superación. Alice se aferra al misterio por resolver como tabla de salvación para lidiar con la oscuridad que se cierne sobre ella tras la pérdida de su marido.

 La novela ganadora, Hombres desnudos, tiene un fondo social detrás ¿es el mismo caso que La isla de Alice?

No, para nada. No me gusta plantearme ninguna historia desde el punto de vista social. Mis historias son de gente muy concreta en una situación muy concreta. Cosa que no quita que luego se puedan sacar lectura o conclusiones que atañen a nuestra sociedad. Pero siempre hay que ir de lo pequeño, lo concreto a lo grande, lo general.

¿Una novela que dentro de poco estará en los cines?

Bueno, dentro de poco no creo. Una historia de estas dimensiones, 100% estadounidense, requiere mucho esfuerzo de producción y un presupuesto alto. Así que tardaré un tiempo en levantar el proyecto, aunque sí, es algo que intentaré con todas mis ganas. Eso sí, creo que ahora mismo tiene más papeletas de convertirse en miniserie que en película. Estás más cerca de las seis horas que de las dos horas de ficción audiovisual.

 Con este debut literario por todo lo alto y con los nuevos lectores que se han enganchado a tu estilo narrativo, ¿tienes en mente seguir por este camino?

Una de las cosas más bonitas que me han sucedido desde la publicación de la novela es la gente ha pasado de preguntarme “¿para cuándo la próxima peli?”, a preguntarme “¿para cuándo la próxima novela?”. Eso es buena señal, ¿no? Así que sí, seguiré por este camino. Como ya te dije antes, quiero ser Julia Ponsky, una escritora de éxito, forrada, con legiones de seguidores, que vive en una maravillosa isla llena de misterio. ¿Lo conseguiré?

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: