Actualidad

Los bosques imantados ¿Hasta dónde estamos manipulados?

Los bosques imantados. Juan Vico Comparte este post

La fe frente a la razón; el poder de los medios de comunicación para encaminarnos hacia un pensamiento u otro. Estos son los temas principales que se abordan en Los bosques imantados, de Juan Vico. Un libro bien escrito, que nos traslada al siglo XIX, pero con muchas similitudes con la época actual.

El periodista Víctor Blum dirige la trama que comienza en un carruaje, con dirección al bosque Samiel. El motivo del viaje del periodista parisino no es otro que el de desemascarar el fraude que envuelve a todo un fenómeno paranormal que ocurre en ese bosque cada año, atrayendo a enfermos en busca de los efectos sanadores, curiosos, hombres de ciencia que imponen la lógica frente a la fe, magos y reporteros parisinos en busca del sensacionalismo. La obra evoluciona hacia el misterio, con dos hechos inesperados: la profanación de una iglesia y un asesinato, que ponen en vilo a todos los habitantes del pueblo, reforzando el argumento de los más crédulos; de modo que Blum se convierte más en un detective que en un periodista.

La novela editada por Seix Barral trascurre con agilidad, caminando entre dos aguas: la razón y las creencias. En el medio, los medios de comunicación, que se presentan como manipuladores; un sensacionalismo imperante en busca de ventas, aprovechándose de la ingenuidad de los congregados al eclipse lunar. ¿Nos diferenciamos tanto en pleno siglo XXI de la radiografía que hace Vico de los ciudadanos en el año 1870?

Con un lenguaje cuidado y su maestría para pintar escenarios ambientados en el misterio, Juan Vico te engancha en el carruaje con destino al bosque Samiel. La empatía de su personaje protagonsita es un punto clave para continuar toda la trama, llegando a un final que, he de decirlo, sorprende. En esta ocasión, todo queda bien atado, pero no con un final forzado, sino con un desenlace premeditado desde antes de dar tinta al papel en blanco. Eso se percibe.

La superstición alimentada por el interés de los comerciantes y las autoridades locales. La reflexión, queda para cada lector.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: