Especiales

Así se enfrentó David Bowie al famoso cuestionario de Proust

Comparte este post

En 1880, mucho antes de convertirse en uno de los autores más grandes de todos los tiempos, Marcel Proust rellenó el cuestionario que su amiga Antonieta preparó para él. Sin saberlo, ese manuscrito que formó parte de una colección de tests de personalidad de su amiga se convirtió en uno de los cuestionarios más célebres de la historia.

El manuscrito original fue encontrado en 1924 y vendido por la suma 120.000 dólares. Triplicando el precio estimado por la casa de subastas. Este conjunto de preguntas, se convirtió entonces en uno de los más afamados y aunque técnicamente no fue redactado por el autor francés si alcanzó fama mundial gracias a las respuestas de Marcel Proust.

Este cuestionario ha sido utilizado y reproducido por multitud de medios de comunicación a lo largo de la historia, pues comprende en apenas una veintena de preguntas cuestiones fundamentales sobre la personalidad del encuestado.

Hemos recuperado las respuestas que el brillante David Bowie ofreció a Vanity Fair en una versión del cuestionario de Proust. Demuestra que el duque blanco es una estrella fugaz de esas que suceden muy de vez en cuando.

¿Cuál es su idea de la felicidad perfecta?

La lectura

¿Cuál es su rasgo más marcado?

Conseguir decirlo en una sola palabra.

¿Cuál es tu mayor logro?

Descubrir la mañana.

¿Cuál es tu mayor temor?

Convertir los kilómetros en millas.

¿Con qué figura histórica te identificas más?

Santa Claus.

¿Qué persona viva admiras más?

Elvis.

¿Quién es tu héroe en la vida real?

El consumidor.

¿Cuál es el rasgo que más odias de ti?

Cuando estoy en Nueva York, la tolerancia.

Cuando estoy fuera de Nueva York, la intolerancia.

¿Cuál es el rasgo que más odias en los demás?

El talento

¿Cuál es tu viaje favorito?

El camino del exceso artístico.

¿Cuáles son las virtudes más sobrevaloradas?

La simpatía y la originalidad

¿Qué palabras o frases usas de forma excesiva?

Ctónico y miasma.

¿De qué te arrepientes más?

De no haber usado nunca pantalones campana.

¿Cuál es tu estado mental actual?

Embarazado.

¿Si pudieses cambiar algo sobre tu familia, qué sería?

Mi miedo hacia ellos. Excluyendo a mi mujer e hijo.

¿Cuál es tu posesión más preciada?

Una fotografía de Little Richard pegada por la mitad con celofán que compré en 1958. También un crisantemo prensado y secado que recogí en mi luna de miel en Kioto.

¿Cuál es la forma más profunda de sufrimiento?

Vivir con miedo.

¿Dónde te gustaría vivir?

Al norte de Bali o al sur de Java.

¿Cuál es tu ocupación favorita?

Aplastar pintura en un lienzo sin sentido.

¿Cuál es la cualidad que más le gusta de los hombres?

La habilidad de devolver libros.

¿Cuáles son tus nombres favoritos?

Sears y Roebuck.

¿Cuál es tu lema?

“Cuál” es mi lema.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: