Libros / Arte

100 artista sin los que no podría vivir: En busca del numen de Ricardo Cavolo

Comparte este post

Cuando imagino las influencias de un artista viene a mí cabeza una matrioshka gigantesca. Un juego infinito que busca descubrir a los artistas que inspiraron a los artistas que  me inspiran… hasta dar con el numen primigenio: La primera chispa que incendió al resto de autores hasta nuestros días.

Si es que se puede acotar a un ilustrador tan inclasificable como Ricardo Cavolo es a través los artistas que lo han influenciado. Por eso, Lunwerg nos propone embarcarnos en una historia ilustrada de la música su centenar de músicos imprescindibles en 100 artistas sin los que no podría vivir.

El autor es uno de los artistas más relevantes del panorama de la ilustración española. Ha realizado cartelería y cubiertas de discos para Boa Mistura y ha expuesto en galerías como Mad is Mad, Espacio Valverde o Gunter Gallery. Además, como ilustrador ha trabajado para SM, Periférica, Limina (Italia) o Madriguera (Perú), entre otras.

Y como no podía ser de otra forma, Cavolo no solo recorre sus influencias musicales a través de 240 páginas, ilustra sus textos con su particular impronta: dibujos coloridos que reinterpretan la personalidad de cada personaje.

No esperes encontrar una guía fundamental de músicos, ni una retahíla de bandas que debes escuchar antes de morir. El proyecto de Ricardo es algo más humilde, se trata del diario personal de un verdadero amante de la música. Sin complejos y con altas dosis de sinceridad.

Por eso, en 100 artistas sin los que no podría vivir están presentes Mozart, Jonny Cash, Jay-Z o Daft Punk. Porque la divergencia de géneros es un punto a favor en el ilustrador catalán.

La ordenación del libro es cronológica dentro de la historia. Cada retrato se acompaña de un texto manuscrito en el que detalla su relación con artistas y bandas. Algo tan íntimo como saber qué compositor lo inspira a crear, cuál le ayuda a superar una etapa de crisis o que grupos representan su adolescencia son algunos de los recovecos que esconde el título.

Se trata de un intento de empezar a poner coordenadas, las coordenadas personales de cada uno de vosotros, bienvenidos a mis coordenadas, sentíos como en casa

Con estas palabras Cavolo presenta el libro. No esperéis otra cosa, y que comience el viaje.

Deja un comentario

Entradas relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: