Mi color favorito es verte: Tres días de amor y muchos interrogantes

Mi color favorito es verte: Tres días de amor y muchos interrogantes

No hay edad para sentirse amad@ y rejuvenecid@. Esta es la moraleja que nos ha quedado de la bella historia que se esconde detrás de Mi color favorito es verte, la novela de la periodista y escritora Pilar Eyre, finalista del Premio Planeta 2014.

Comenzamos la novela con las expectativas altas, porque se supone que quedar finalista en el Premio Planeta es la mejor carta de presentación. Y, siendo sinceros y con las letras en la mano, no nos ha defraudado porque encierra una historia que va más allá del amor, es un alegato a la juventud de todas aquellas mujeres maduras, que se sienten admiradas por hombres más jóvenes.

Para nosotros, una de las claves del éxito se encuentra en la narración de una historia en primera persona, que consigue involucrar al lector desde el principio. A través de su propio relato (hay que decir que la novela se presentó al premio con otro nombre de la protagonista para que el jurado no identificara al autor) Pilar Eyre consigue que el lector empatice con ella y con sus sentimientos.

La identificación del lector con la protagonista y la historia se consigue a través de dos componentes: el humor y la naturalidad con la que la autora acepta que para estar guapa no pasa nada por hacerse algún que otro retoque. Del mismo modo, tampoco tiene reparo en describir su atuendo, que es el típico de todos cuando nos encontramos desganados y sin salir de casa.

La sencillez en la narración y la perfecta estructura (introducción, nudo y desenlace) permite al lector conocer la historia, sin haberse perdido ningún detalle, y seguirla a la vez que la narradora. Pero, los que se piensen que es un mero alegato al amor en la madurez, se equivocan, porque ese es solo el hilo conductor de una trama de investigación para revelarnos la verdadera identidad de Sebastián, ese hombre con el que se encontró por casualidad y que tantos vaivenes le ocasionó apesar de su fugaz noviazgo, que duró solo tres días.

La manera como Pilar Eyre se convierte en una investigadora, consiguiendo en ocasiones ir por el buen camino, y en otras encontrar falsas pruebas, convierten a Mi color favorito es verte, en una novela de intriga. El final, nos gustaría revelarlo, pero como no podemos, solo decir que nos ha dejado un buen sabor de boca y ¡esperando que la autora haga una segunda parte!

Sobre el autor

Periodista y comunicadora, con experiencia en prensa escrita y en medios digitales. Mi personalidad gira en torno a la curiosidad por todo lo que me rodea y, especialmente, por los libros.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: