Los 7 momentos para leer

Los 7 momentos para leer

“No tengo tiempo para leer” Esta es la frase estrella para todos aquellos que no tienen entre sus rutinas la lectura de un libro. Así que, con este post esperamos que esa ya no sea la justificación porque vamos a ver cómo sacar el tiempo necesario para leer.

  1. Aprovechar los desplazamientos. En general, los viajes suelen convertirse en aburridos, especialmente cuando viajamos en medio de transporte. Esos momentos en los que tu tiempo no está ocupado por el sueño puedes dedicarlo a leer. Seguro que si lo pruebas (y eliges una lectura que te guste) repetirás la experiencia porque el viaje se te hará, si no más corto, por lo menos más ameno.
  2. Los descansos en el trabajo. Aunque depende del puesto de trabajo, es habitual tener tiempo de descanso para la comida. Después de charlas con los compañeros de trabajo, una opción es distraerse con el móvil (como hace la gran mayoría) o adelantar unas cuantas páginas del libro que estás leyendo.
  3. Antes de ir a la cama. Todo en la vida es cuestión de prioridades, y en este caso la decisión que hay que tomar es ver un rato más la televisión o acostarse un poco antes para tener un tiempo de lectura antes de dormir. Además, está comprobado que leer antes de dormir ayuda a conciliar mejor el sueño porque consigues desconectar de la rutina y de las preocupaciones.manías de los lectores
  4. Planificación. Si tomas un tiempo para ver todo lo que tienes que hacer durante el día y lo planificas bien puedes sacar un tiempo para leer. Es suficiente con que acortes la duración de alguna actividad que realices.
  5. Elije un sitio donde te sientas cómodo. Si eliges un lugar que te guste y donde te sientas cómodo, te resultará más fácil iniciarte en el hábito de la lectura porque asociarás ese espacio a un momento de placer.
  6. Menos es más. Si no estás habituado a leer, tampoco quieras comenzar con El Quijote, elige novelas que sean de tu agrado y ágiles para leer, que no tengan demasiadas páginas, porque si de por sí le dedicas poco tiempo, en relatos muy largos acabas perdiendo el hilo y el interés. El resultado: abandonarlo, sin ganas de probar suerte con otra lectura.
  7. Aprovecha las vacaciones y los fines de semana. Puede que a diario no haya tiempo para leer, pero en los fines de semana y las vacaciones no hay excusas. Proponte un tiempo para leer, que puede ser después de la comida, en vez de permanecer toda la tarde viendo una película tras otra (especialmente en el invierno, donde las alternativas de ocio escasean).

 

Sobre el autor

Periodista y comunicadora, con experiencia en prensa escrita y en medios digitales. Mi personalidad gira en torno a la curiosidad por todo lo que me rodea y, especialmente, por los libros.

1 Comentario

  1. Pingback: 7 momentos de leitura | BarquinhaBiblogando

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: