julio 01, 2016

Las 6 tips para visitar las bibliotecas

Las 6 tips para visitar las bibliotecas

Tiendas, bares, cine… ¿Por qué se va a todos estos sitios? Pues normalmente para pasar un buen rato. Pues, con las nuevas tecnologías, cada vez con más posesión sobre nosotros, ya son muchos los que optan por salir fuera de casa en el sillón y si te apuras, con el pijama puesto. Las tendencias han cambiado también para las bibliotecas, esos lugares que tantos recuerdos nos traen de pequeños, en aquellos años en los que ibas todas las tardes para hacer los deberes y estudiar (porque en casa con la tele, imposible). Ahora vas a una biblioteca y, desde luego, el/la bibliotecari@ no tiene que estar silenciando a los lectores porque estos suelen brillar por su ausencia (me refiero, sobre todo, a bibliotecas pequeñas).

 

 

No obstante y como desde Hablando con letras pensamos que la visita a la biblioteca, aunque solo sea para conocer a gente y hacer uso de internet, no se puede perder, os vamos a intentar convencer:

  1. Servicios gratuitos. En los tiempos que corren, donde hay que pagar hasta por entrar en los servicios públicos, es de agradecer que haya lugares donde se oferzca algo de manera gratuita. En las bibliotecas, mediante un carné que en la mayoría de los casos se realiza a coste cero, puedes coger diferentes libros para la lectura.
  2. Variedad. Ahora con internet y con Wikipedia las cosas han cambiado, pero los de mi generación nos conocíamos con los ojos cerrados el camino hacia la biblioteca, a la que acudíamos cada vez que teníamos que hacer un trabajo porque allí encontrabas diferentes libros del tema propuesto, para tener diferentes puntos de vista. En la actualidad, las bibiotecas están muy actualizadas en cuanto a las novedades literarias, pudiendo encontrar libros recién publicados. El problema, cogerlos a tiempo para no tener que engrosar la lista de reservas, pero eso ya es otra cuestión.bibliotecas hablando con letras
  3. Comodidad. Lo que no podemos negar es que las bibliotecas transmiten mucha tranquilidad. Un entorno donde el silencio impera, lo que te permite concentrarte en lo que estás leyendo. Además, cada vez las bibliotecas cuentan con mejores instalaciones, con cómodos sillones.
  4. Facilidades de préstamo. Además de que es gratuito, cada vez es más cómodo el servicio de préstamo de libros, pudiendo realizar reservas desde el propio domicilio. Basta con coger el libro que se quiere, ir al mostrador y recoger el papel para que no se te olvide el día que lo tienes que devolver (para que no haya penalización).
  5. Vida social. Aunque la biblioteca es un entorno poco propicio para hablar, por aquello de mantener el silencio, es un buen sitio para compartir intereses culturales con otras personas. Por tanto, para las personas mayores que no salgan de su hogar, es un buen sitio para distraerse y hacer vida social. Siempre acabas hablando con alguien sobre una novela que has compartido.
  6. Internet. Cada vez son más las bibliotecas que tienen servicios adicionales, como el uso de internet. Con el carné de la biblioteca puedes hacer uso de internet. Esta es la mejor opción para aquellas personas que por falta de recursos económicos no pueden tenerlo en casa.

¿Te hemos convencido?

 

Sobre el autor

Periodista y comunicadora, con experiencia en prensa escrita y en medios digitales. Mi personalidad gira en torno a la curiosidad por todo lo que me rodea y, especialmente, por los libros.

Entradas relacionadas

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR