El lado oscuro de los cuentos de hadas

El lado oscuro de los cuentos de hadas

Los cuentos de hadas forman parte del imaginario colectivo, si uno hace memoria salen a la palestra La Cenicienta, La bella y la bestia, Caperucita Roja, Peter Pan y otras historias clásicas que conocemos a la perfección. ¿Serías capaz de encontrar un lado oscuro a estas historias de final feliz y personajes encantadores?

La narración de historias es tan antigua como la narración de los cuentos. Es por eso que a través de los cuentos de hadas se ha realizado una trasmisión transcultural que ha readaptado la historia al contexto histórico y territorial propio. Se pueden encontrar cuentos en Egipto, Roma o la Antigua Grecia, de historias primigenias como la de Cupido y Psique nacen otras como La Bella y la Bestia.

Pero, ¿el cuento siempre ha sido dirigido al público infantil? ¿Su versión original es tan inocua como la versión cinematográfica que nos muestra Disney? Las primeras audiencias de los cuentos de hadas eran adultas y es a partir del siglo XIX y XX cuando su público comienza a ser infantil. En parte, puede deberse a que en la época victoriana existía una corriente moralista que convirtió los cuentos clásicos en literatura pedagógica. El propio Charles Dickens protestó al respecto afirmando que “En una época utilitaria como esta es sumamente importante que los cuentos de hadas sean respetados”.

En los cuentos de hadas encontramos grandes dosis de violencia, violaciones, abuso infantil, crueldad e incluso incesto. Si reflexionamos acerca de este hecho y la época en la que fueron escritos o transmitidos oralmente encontramos una respuesta clara: se encontraban normalizados temas que actualmente son tabú en nuestra sociedad.

Por eso los cuentos clásicos tienen un atractivo extraño para mí. Mi primer acercamiento al género seguramente fue a través de las películas de Disney, versiones absolutamente inocuas y con un mensaje edulcorado del original. Pero recuerdo perfectamente el primer cuento clásico que llegó a mis manos, La pequeña cerillera de Hans Christian Andersen. La crueldad de su historia y el trágico desenlace me conmocionó, hasta ese momento estaba acostumbrada a finales felices y personajes que se salvan en el último instante pero en esta historia no existía. La realidad cruel se cierne sobre la protagonista que muere en la calle durante la Navidad.

En el caso de La Cenicienta muchos pasajes violentos del original han sido suprimidos con el paso de los años. En las primeras versiones del cuento las hermanastras cortan partes de sus pies para que los zapatos les valgan y poder engañar al príncipe, al final del cuento acaban mendigando ciegas por la ciudad.

Encontramos más ejemplos de crueldad en los cuentos de los Hermanos Grimm,  en Blancanieves la madrastra exige que la lleven el hígado y los pulmones de la joven para poder comérselos. Otra madrastra malvada es la de Hansel y Gretel que convence a su padre para que abandone a sus hijos durante una época de hambruna.

Una de las cuestiones más controvertidas de algunos cuentos clásicos es su narración de la violencia sexual y el incesto. En All-Kinds-of-Fur el rey promete a su esposa moribunda que solo volverá a casarse si su nueva esposa es tan hermosa como ella, al no encontrar una mujer así en el mundo entero decide casarse con su hija, aunque esta finalmente consigue huir. En el cuento original de Caperucita Roja de Charles Perrault no hay final feliz: se trata de la representación de un depredador sexual.

Ahora que conoces el lado oscuro que esconden la mayor parte de los cuentos que forman parte de tu imaginario, te recomiendo que te acerques a su lectura como adulto. Y a sus versiones originales por favor.

Sobre el autor

25 horas dedicada a escribir. Periodista especializada en cultura.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: