El huérfano, surrealismo y humor negro en Corea del norte

El huérfano, surrealismo y humor negro en Corea del norte

“La literatura es siempre una expedición de la libertad” Franz Kafka (1883-1924)

Reconozco que no fui capaz de leer el libro de una sola tirada. Lo desconocido y farragoso del tema, mi ignorancia sobre la historia política de Corea del Norte y los actos deleznables que Adam Johnson comienza a narrar desde la primera página, me alejaron inmediatamente de él.

Reposó durante meses en la estantería de mi casa hasta que un día decidí que si un profesor de escritura creativa se había alzado con el Pulitzer, es que había algo que yo no estaba comprendiendo. Así que volví a encontrarme con Jun Do, no sin antes tratar de empaparme del contexto político en el que discurre la novela. Traté de escabullirme de los detalles más escabrosos y quedarme con ese huérfano que constituye un canto a la lealtad hacia sí mismo y a la auto-superación personal como manera de seguir viviendo. Y ahí, cuando me despojé de mis antiguos temores, me encontré con Johnson y con la verdadera esencia de su mensaje.

El huérfano, una novela individualista teñida de rebelión y tiranía es, al fin y al cabo, una reivindicación del amor y de los derechos humanos. Poco importa a lo que Jun Do se ve abocado, su afán de superar las dificultades a base de esfuerzo y de revolcarse en el fango terminó por cautivarme.

El libro, una crónica documentada sobre la dictadura del llamado Líder Supremo de Corea del Norte, Kim-Jong-Il (1942-2011), rebosa surrealismo y un negro sentido del humor que deja al lector estupefacto ante una calidad literaria infrecuente, al tiempo que le sumerge en una especie de pesadilla literaria de la que cuesta salir con vida.

Y al culminar la novela, sentí que, en ocasiones, poco importa lo que un individuo se ve abocado a  hacer con tal de seguir viviendo y que, en esencia, el ser humano lucha por sobrevivir en cualquier contexto, pese a quien pese y cueste lo que cueste. De lo contrario, las circunstancias ajenas a la propia dignidad del individuo, acaban pagándose con la vida.

Sobre el autor

Lectora y viajera incansable.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: