Aquí y ahora, el diálogo intenso entre Paul Auster y J.M. Coetzee

Aquí y ahora, el diálogo intenso entre Paul Auster y J.M. Coetzee

“Las mejores amistades, las más duraderas, se basan en la admiración. Se admira a alguien por lo que hace, por lo que es, por cómo se las arregla para ir por el mundo” (Paul Auster)

Ambos, J.M. Coetzee y Paul Auster, supieron uno del otro desde siempre. ¿Cómo no iban a conocerse? El Premio Nobel de Literatura y el deslumbrante escritor neoyorkino, convergían sin saberlo en sus, aparentemente diferentes estilos narrativos. Fue en 2008 cuando se conocieron personalmente y llegaron a la conclusión de que no era descabellado emprender un proyecto literario de la mano que reflejara sus opiniones sobre la sociedad que les ha tocado vivir, la política, la paternidad, el amor, o la justicia social.

Aquí y Ahora, es el resumen de ese epistolario entre dos grandes que se dejan retratar íntimamente a través de sus letras. Conversaciones entre dos grandes escritores y dos amigos. Opiniones opuestas en algunos casos pero deliciosas para el lector.

Cuando leo un libro, es más, cuando me sumerjo en la lectura de mis escritores fetiche, fantaseo con la idea de qué les diría si los tuviera delante. Una sola pregunta que hacerles, pienso muchas veces. En sus cartas Auster y Coetzee responden a casi todas mis preguntas, se despojan de la ficción para ser ellos mismos y trasladarnos a una conversación de sobremesa no exenta de una dosis altísima de intelectualidad, no alcance de quién decida no querer estrujarse los sesos.

Auster, el escritor del azar y la contingencia se funde con Coetzee y su inconfundible estilo simbólico y metafórico que bien le hicieron merecedor del máximo galardón de la Literatura.

Pero, en este caso, poco importan los premios. El diálogo entre el neoyorkino y el sudafricano trasciende los límites de la literatura y la ficción y recrea lo que, en suma, nos preocupa a todos los mortales que carecemos de una pluma tan exquisita.

Por eso me atrapó el libro, porque he podido valorarlos como “amigos”, como críticos y como dos intelectuales que bajan su nivel para ponernos en bandeja a los lectores una conversación que bien podríamos mantener en cualquier café decrépito de la ciudad que nunca duerme.

“Decidí que cuando la civilización supusiera la corrupción de las virtudes bárbaras y la creación de un pueblo dependiente, estaría en contra de la civilización” (J.M. Coetzee)

Sobre el autor

Lectora y viajera incansable.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: